Saltar al contenido

Relojes de pared con Números Romanos

Sin duda, tener un reloj de pared es un elemento de elegancia y buen gusto para el hogar u oficina. Pero nada lleva esto a un mayor nivel de clase y distinción que el contar con alguno de los más llamativos relojes de pared con números romanos; estos brindan el verdadero e inobjetable estilo clásico que atrapa la atención de cualquiera.

¿Por qué escoger relojes de pared con números romanos?

Entre las mejores opciones de relojes de pared, siempre tendrán un lugar de honor los que usan números romanos. Esto ha sido así desde hace muchos años, sobre todo en los territorios de Europa y Estados Unidos, extendiéndose posteriormente a otras partes del orbe.

Venta de relojes con numeros romanos para la pared

Es que definitivamente los relojes de pared con números romanos, recogen el sentido y espíritu de lo realmente formal y distinguido. Sin querer descalificar a los otros tipos de relojes, los que tienen números romanos son los que poseen el impacto natural que construye lo real a partir de lo abstracto, llevándonos incluso a los orígenes de las matemáticas.

Se siente la diferencia en el hogar cuando en un lugar especial (no oculto ni reservado), se posiciona una pieza de arte y relojería clásica; como uno de estos portentos del diseño y el buen gusto. Esto, independientemente, si el material es madera, metal, plástico, plástico en tono madera o plástico en tono metalizado; siempre el resultado de la ecuación será el mismo al ver la pantalla con signos romanos: ¡belleza y distinción!

¿Por qué IIII en lugar de IV?

Caso curioso con los relojes de pared con números romanos es que en la inmensa mayoría, el número 4 aparece como “IIII” en lugar de la forma correcta “IV”.

Iniciando con las historias, se cuenta que fue en la Europa medieval que se dejó de usar en los relojes el símbolo IV. Esto surgió en vista de que así se representaba al dios romano Júpiter (IVpiter). Lo cual fue considerado blasfemo por la iglesia de la época.

También se dice que en Francia el Rey Carlos V mandó a hacer para sí un reloj con el 4 reseñado como IIII. Esto fue refutado por el relojero por ser incorrecto, pero el monarca no cedió; y de allí en adelante quedó impuesto este estilo.

Igualmente existe otra versión, según la cual el relojero escribió equivocadamente IIII en lugar de IV. En este caso, el resultado fue que el monarca lo mandó a ejecutar. Fue entonces que, como protesta, el resto de relojeros franceses y de otras partes de Europa empezaron a escribir IIII en lugar de IV. Y eso marcó una tradición que se ha sostenido hasta esta época.

Sin embargo, hay una versión digamos más aburrida. Esta explica que el numero 4 expresado como IIII hace ver toda la pantalla con mejor simetría. Su base se encuentra en que en la zona paralela está el número 8 que es marcado como VIII.

Numeración correcta

Es necesario aclarar que la numeración romana, es inicialmente basada en la adición. Es decir, I es 1 y a medida que se necesita ir subiendo la cantidad se adiciona I, es decir II=2 y así sucesivamente. Claro que también usa elementos de sustracción. Esto para ayudar a poder representar mayor volumen de cantidades, así 4 es IV (1 restado a 5); o 9 graficado como IX (1 restado de 10); y 90 como XC (10 restado de 100).

Aún así, hoy en día también suelen exponerse versiones con los datos correctos. La razón es muy sencilla: evitar conflictos educativos acerca de lo que es correcto y lo que no.

Opciones para ti

Sea cual sea el que desees escoger, en nuestra tienda online podrás hacerte con una gran variedad de opciones. Por ello, no dudes en escoger la que más se adapte a tu estilo y decoración. Aunque posean números romanos, efectivamente los fabricantes se han esforzado en colocar todo tipo de estilos. Por esta razón, ya no es una ardua tarea complacer hasta los gustos más complejos.

 

 

Resumen
Review Date
Reviewed Item
Relojes de Pared Numeros Romanos
Author Rating
51star1star1star1star1star